Meningitis y la infección meningocócica por W-135

La meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Puede causar importantes daños cerebrales y es mortal en el 50% de los casos no tratados

w135Hay diferentes bacterias causantes de meningitis. Neisseria meningitidis es una de ellas, y puede causar grandes epidemias. Se han identificado 12 serogrupos deNeisseria meningitidis, cinco de los cuales (A, B, C, W135 y X) pueden causar epidemias. La distribución geográfica y el potencial epidémico varía según el serogrupo.

La infección por W 135 se transmite por contacto directo de persona a persona. Puede ser transmitida por personas enfermas o portadores sanos sin síntomas. Para que se produzca el contagio, el contacto debe ser directo y próximo, a menos de 1 metro, y por medio de las gotas de saliva de nariz y boca.

La transmisión de la infección por W 135 no es tan fácil como, por ejemplo, la del resfrío y no se contagia por contacto casual con un enfermo o portador, ya que es necesario cohabitar en un espacio cerrado por varias horas continuas.

¿Cómo se transmite?

La bacteria se transmite de persona a persona a través de gotículas de las secreciones respiratorias o de la garganta. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado (besos, estornudos, tos, dormitorios colectivos, vajillas y cubiertos compartidos) con una persona infectada. El periodo de incubación medio es de 4 días, pero puede oscilar entre 2 y 10 días.

Neisseria meningitidis solo infecta al ser humano y hay personas que son portadoras faríngeas de la bacteria, que a veces, por razones no totalmente esclarecidas, puede superar las defensas del organismo y propagarse al cerebro a través del torrente sanguíneo. Aunque nuestros conocimientos tienen lagunas, se cree que un 10 a 20% de la población es portadora de Neisseria meningitidis, aunque la tasa de portadores puede ser más elevada en situaciones epidémicas.

¿Cuáles son sus síntomas?

meningitisLos síntomas más frecuentes son rigidez de nuca, fiebre elevada, fotosensibilidad, confusión, cefalea y vómitos. Incluso cuando se diagnostica tempranamente y recibe tratamiento adecuado, un 5 a 10% de los pacientes fallece, generalmente en las primeras 24 a 48 horas tras la aparición de los síntomas. La meningitis bacteriana puede producir daños cerebrales, sordera o discapacidad de aprendizaje en un 10 a 20% de los supervivientes. Una forma menos frecuente pero aún más grave de enfermedad meningocócica es la septicemia meningocócica, que se caracteriza por una erupción cutánea hemorrágica y colapso circulatorio rápido.

La enfermedad meningocócica puede ser mortal y debe considerarse siempre como una urgencia médica. Hay que ingresar al paciente en un hospital o centro de salud, aunque no es necesario aislarlo. El tratamiento antibiótico apropiado debe comenzar lo antes posible, de preferencia después de la punción lumbar, siempre que esta se pueda practicar inmediatamente. El inicio del tratamiento antes de la punción puede dificultar el crecimiento de la bacteria en el cultivo de LCR y la confirmación del diagnóstico.

¿ Cómo se previene?

Existen medidas simples que permiten prevenir la transmisión la Meningitis W-135:

  • Lave sus manos  constantemente.
  • Al estornudar o toser, cubra su boca con el antebrazo.
  • Ventile su hogar a diario.
  • Use pañuelos desechables y bótelos de inmediato.
  • Prefiera actividades al aire libre.

manos

Del mismo modo, Aconcagua Centro Clínico dispone en su Vacunatorio vacunas para prevenir la Meningitis W-135. Para mayor información sobre horarios  valores, comuníquese a los teléfonos 2345353 y 2345315.